Un año alrededor del mundo con la Canon EOS-1D Mark IV

Islas Falkland: resistencia sin parar

Tras una semana en Tierra de Fuego nuestros pasos se dirigieron al archipiélago de las Islas Falkland o Malvinas. Allí la cámara estuvo a prueba en algunas de las condiciones más duras que he soportado en mis viajes. Frío, humedad, salitre y arena, mucha arena.

Una mañana, fotografiando como los pingüinos saltarrocas se enfrentaban a una tremenda

Las juntas de goma presentes en cada botón de la Canon EOS-1D Mark IV permiten trabajar con ella en las condiciones más severas, como bajo la lluvia o nieve, Parque Nacional Tierra del Fuego, Argentina.

tempestad en una playa batida por un vendaval de los que te dificulta mantenerte en pie, la arena húmeda y pegajosa por la sal se infiltraba por los más recónditos mecanismos de cámaras y objetivos. Allí trabajé con la 1D-IV sin protección durante varias horas. Y las condiciones extremas se repitieron la mañana siguiente. La sólida compacta Canon PowerShot G10 no sobrevivió más de un rato: el mecanismo de su objetivo se bloqueó con la arena y, por más que después intenté limpiarla a fondo, no funcionó el resto del viaje. La arena quedó tan impregnada en todo el equipo que, de regreso al precario refugio donde nos alojábamos, un fotógrafo británico y yo limpiamos cámaras y objetivos… ¡con un aspirador! Es en casos como estos donde uno valora la construcción de estas cámaras-tanque hiperprofesionales.

El problema de marchar con una cámara nueva es que no la has probado a conciencia y no conoces los innumerables parámetros y funciones personales que ofrece. Tras algunas muy malas experiencias intentando seguir el simple vuelo de los enormes Albatros ojerosos, cambié un par de parámetros y el enfoque mejoró notablemente. Sin embargo, hoy en día, diez meses después, aún no tengo muy clara cual es la mejor combinación de funciones personales para fotografía de acción. Parece que para cada tipo de fotografía existe una combinación mejor. Afortunadamente esta cámara permite memorizar tres combinaciones distintas de funciones personales, a las que se puede tener un acceso más o menos rápido a través del menú, aunque lamentablemente no dispone de las prácticas posiciones C1, C2 y C3 de otros modelos más económicos.

Isla de Pascua, definición y alta sensibilidad

Tras la estancia en Malvinas, este primer viaje tomó una ruta totalmente distinta. De regreso a Santiago de Chile, Eulàlia y yo tomamos un vuelo a nuestra querida isla de Pascua. La 1D-IV se me mostró allí como una cámara muy adecuada para la estática fotografía de paisajes con trípode: buenos colores y espléndida resolución. Pero brilló con

Moai bajo las estrellas en Isla de Pascua. Debido a su sensor “casi” Full Frame” de factor 1,3x la 1D Mk IV ofrece muy elevadas sensibilidades, ideales para la fotografía nocturna. 1D MkIV a ISO 3200, 17-40 mm f:4L, 30 sg a f:4.

luz propia con su bajo ruido a elevadas sensibilidades. Fue allí donde empecé a usar sin manías sus excelentes 3.200 ISO: tanto en las actuaciones y danzas nocturnas que durante la noche tienen lugar con motivo de las fiestas de la Tapati Rapanui, como en las exposiciones nocturnas de los Moais con estrellas. Con la 1Ds-II no podía realizar estas tomas a más de 800 ISO sin la aparición de un molesto ruido. Con la 1D-IV pude trabajar a 3200 ISO obteniendo un nivel de calidad similar ganando dos puntos de exposición. La 1D-IV ofrece resultados muy buenos hasta los 3.200 ISO, sensibilidad que puede usarse sin problema alguno. 6.400 y 12.800 ISO se reservaran para casos especiales con muy poca luz, pero las fotografías son aprovechables. Con la reducción de ruido aportada por la cámara o el programa gratuito Canon Digital Photo Professional el grano es muy fotográfico, sin ruido de crominancia. Las posiciones H1 (25.600 ISO) y como mucho H2 (51.200 ISO) se reservaran para casos extremos en los que obtener la fotografía sea más importante que la calidad. La H3 (102.400 ISO) es inutilizable, una broma de mal gusto que resta credibilidad a la cámara, una estrategia comercial para pretender competir con la Nikon D3s. Una estupidez dado que la comparación no tiene sentido alguno: esta Canon tiene 16 MP en un sensor más pequeño de formato 1,3x, mientras que la Nikon tiene tan sólo 12 MP en un sensor más grande 1x. Sería estúpido pretender que el nivel de ruido de ambas cámaras a altas sensibilidades fuera el mismo. Mejor que los estrategas de Canon se hubieran centrado en comparar su nivel de resolución y no el ruido. En ese apartado la Canon no tiene competencia. Ninguna cámara del mercado es capaz de hacer fotos de tan alta resolución a razón de 10 imágenes/seg.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes