Los horizontes del Pirineo aragonés en 101 panorámicas

La elección de los puntos de vista

El tema de los puntos de vista es complejo, había que encontrar puntos “estratégicos” desde donde se viesen todas las montañas pero además intentando que la composición de la panorámica fuese buena. La perspectiva de un pico puede cambiar mucho según a que altura y, sobre todo, según su colocación respecto a las montañas que le rodean.

En algunos casos, sobre el lugar de la toma no había elección ya que el punto de vista para obtener una foto era único, pero donde sí la había hay que considerar varios factores. Si nos acercamos mucho puede ocurrir que la perspectiva sea extraña, los picos más cercanos aparecen muy grandes y los alejados pequeños. Por ello, cuando es posible es mejor alejarse un poco, a pesar de la pérdida de nitidez que se padece, según sean las condiciones atmosféricas, al dejar más aire entre nosotros y el macizo, un problema que se acentúa cuanto más larga sea la focal de objetivo.

Cambio de perspectiva de los picos Posets (izquierda) y Espadas (derecha).

Un caso típico de distorsión de las proporciones es la vista desde Viadós del macizo del Posets… La cumbre del Posets parece que es más baja que el Espadas y, sin embargo, no es así; solamente está más lejos. En cambio, la percepción cambia bastante si miramos desde otro punto de vista más elevado.

El objetivo era que en las fotos apareciesen todos los picos de los principales macizos, por lo que el criterio geográfico fue importante. Además, hay que tener en cuenta que según las condiciones de luz se podían sacar algunas zonas o no. Después, pensando en la maquetación, en algunos casos hicimos recortes para adaptar las fotos al formato y aquí ya primaron criterios estéticos.

El otro reto era buscar las mejores luces. Todos los fotógrafos de naturaleza sabemos que esto significa o el inicio o el final del día, y como los mejores puntos de vista no suelen estar en las carreteras, tuvimos que realizar muchas de las aproximaciones a los puntos de noche. Para las fotos de amanecer esto supuso un gran esfuerzo y tuvimos algunos fracasos… Ya que una buena parte de las fotos se hizo en invierno, a veces las condiciones de la nieve hacían que el tiempo previsto para subir no fuese suficiente y, en algunos casos, vimos con impotencia como la buena luz llegaba antes que nosotros. Otras veces fue la meteorología la que nos jugó malas pasadas: aunque la previsión fuese buena, una simple nube podía convertir un excelente atardecer en una luz sosa y plana. No fueron pocos los sitios a los que subimos varias veces hasta conseguir la foto que queríamos.

La orientación de las montañas y la época del año también es un factor importante ya cambia mucho la iluminación sobre todo en las caras norte o sur según la época del año.

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes