Los fotógrafos españoles de Wild Wonders no enjuician de igual manera el proyecto

Los resultados

Una vez completados sus encargos, los 4 fotógrafos no han quedado satisfechos por igual. Iñaki Relanzón parece haber cumplido plenamente sus expectativas fotográficas y naturalistas: “He descubierto un par de zonas que me han impresionado por su belleza… Lanzarote, la laurisilva de la Gomera en flor, los cetáceos de Tenerife. Las Islas Canarias son una continua caja de sorpresas por su variedad. Personalmente, me siento muy satisfecho de lo conseguido, y he disfrutado mucho durante el proceso.”

Diego López también está convencido de haber obtenido buenos resultados y buenos recuerdos: “Según me dijo Gregorz, nadie disponía hasta la fecha de las imágenes logradas con las ardillas, aunque fue muy duro pasar siete días tumbado en el suelo. La isla de Moricsala y el vuelo en helicóptero de Keneri, en Letonia, quedarán gravados para siempre en mi memoria.”

De su trabajo, Juan Carlos Muñoz, destaca “las fotos de los milanos en condiciones invierno duro y con bastante nieve, más de lo habitual en los últimos años allí.”

Arroyo en el Parque Nacional České Švýcarsko. Foto: José B. Ruiz.

José B. Ruiz regresó algo desencantado: “No hice muchas imágenes pues no había muchos motivos… algunas imágenes especiales, rincones otoñales, ríos, algunas plantas. Mi contribución al proyecto que dirige Staffan Widstrand ha sido no percibir ni un solo euro por mi trabajo, ni siquiera los gastos, una forma de demostrar mi implicación y buena voluntad hacia el proyecto.”

El balance personal

Tal vez por ello, para Ruiz, la experiencia no ha sido destacable: “No es el tipo de viaje que me gusta hacer. Hace poco varios fotógrafos españoles hicimos un trabajo para la Embajada de España en Costa Rica. Fue muy fructífero, con cientos de imágenes de gran calidad gráfica. La presión del tiempo, el desconocimiento del lugar, el idioma, fueron obstáculos para mi forma de trabajar.”

En el otro extremo se encuentra Diego López, quien se muestra entusiasmado: “Ha sido maravilloso. Tener alguien que te busca y facilita los contactos y te envía a sitios increíbles es algo fantástico. Y luego está la gente tan interesante que conoces.
También me ha servido para aprender como se trabaja en otras latitudes. El trabajo es muy duro por las condiciones pero te das cuenta del reconocimiento de que gozan los fotógrafos y de las facilidades que tienen para hacer su trabajo sin trabas burocráticas.”

En términos similares se expresa Iñaki Relanzón: “Muy positivo en todos los aspectos. Me he implicado al 100 % desde el primer momento, por lo que representaba para mí y la importancia del proyecto dentro del panorama fotográfico internacional.

Algo más comedido, pero igualmente satisfecho, se muestra Juan Carlos Muñoz: “Ha sido una buena experiencia. Hoy en día es muy difícil recibir encargos de trabajo de temas que realmente te gustan y apetecen, en lugares nuevos para ti. También me ha permitido conocer a otros fotógrafos.”

,

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes