Los fotógrafos españoles de Wild Wonders no enjuician de igual manera el proyecto

Las dificultades y los apoyos

Y hablando de dificultades, la verdad es que han sido las lógicas y previsibles, que se han podido resolver muchas de ellas por los apoyos obtenidos gracias al paraguas de WWE. Continuando con la misión de José B. Ruiz, las dificultades que encontró “fueron de acceso, zonas muy abruptas y con acceso restringido, grandes caminatas por bosques monótonos. También hubo bastante lluvia y frío, como se atestigua en el vídeo que estamos preparando, ya que en la segunda visita me acompañó mi amigo Alberto Sáiz. Allí me atendieron Tomás Salov y Vaklav Zoika. Me llevaron algunos días en el coche del parque y su compañía fue muy grata.”

Para Iñaki Relanzón, la dificultad básica a solventar “fue acertar épocas concretas de floración del tajinaste rojo, por ejemplo, que solventé con la ayuda de Diego Sánchez, fotógrafo y botánico. Al trabajar con calderones debajo del agua conté con Teo Lucas. Ambos buenos amigos.” Sin embargo, el principal escollo ha sido la administración pública, “la gran cantidad de permisos necesarios… Hasta cuatro Parques Nacionales distintos, Cabildos, Gobierno de Canarias… que ha multiplicado el trabajo y los costes. En España, las actividades en la naturaleza están muy burocratizadas, y hay competencias en multitud de administraciones públicas distintas.”

Milano real volando en la nevada. Gales. Foto: Juan Carlos Muñoz.

Juan Carlos Muñoz tuvo problemas más prosaicos: “Con los milanos, a parte de la climatología, la principal dificultad fotográfica fue la excesiva concentración de ejemplares. La ayuda me la prestaron las personas encargadas de la granja en donde alimentan a los milanos. También WWE me avisó del inicio de las nevadas ya que quería fotografiarlos en esas condiciones.
Para las islas, parte del trabajo lo he podido hacer embarcado. En mi caso, no necesité más asistencia.
También entré en contacto con fotógrafos locales para obtener algún consejo e información de primera mano.”

Quien parece haber “sufrido” algo más es Diego López: “En Polonia, el principal problema fue poder concretar la mejor fecha para los souslik, porque nadie se ponía de acuerdo. Los susliks viven en colonias, en madrigueras familiares con varias bocas. A pesar de ser fáciles de observar, son animales muy desconfiados y cuentan con un sistema de alerta y comunicación muy eficaz, de tal forma que siempre hay ejemplares vigilando. Sus movimientos son rápidos y su actividad fuera de las madrigueras se reduce a comer hierba y flores, vigilar y, de vez en cuando, perseguirse entre ellos.

Diego López cubierto de redes de camuflaje frente a una madriguera de ardillas terrestres. Foto: Daniel Burón.

En el aeropuerto de Varsovia nos esperaba Grzegorz Lesniewski, compañero fotógrafo de Wild Wonders y nuestro contacto allí. Me acompañó Daniel Burón, zoólogo especialista en mamíferos, quien me ayudó a completar la misión.

En Letonia, el mayor inconveniente es la altura a la que se encuentran los nidos de cigüeña negra y el reducido número de nidos ocupados, algo debido a la alta mortalidad de las crías por culpa del DDT que traen sus padres desde África. De los mosquitos, mejor…, ni me acuerdo. En ese país, los responsables de los parques pusieron todo lo que estuvo en su mano a mi disposición. En Keneri realicé un vuelo en helicóptero aprovechando que hacían recuento de cormoranes, pigargos y águilas pescadoras.

En Cádiz, al exponer el proyecto WWE, el equipo de dirección del Parque Natural me ofreció su total apoyo y me proporcionó toda la información, así como los permisos necesarios. Mi objetivo principal era fotografiar este espacio desde el aire. Así, empecé a estudiar la zona ayudándome de Google Earth y la Ortofoto Digital de Andalucía, y conté con el asesoramiento de dos personas, que me ayudaron a completar esta misión, Daniel Burón y Luís Linares.

,

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes