Reportaje relámpago de la erupción volcánica en un glaciar islandés

El quinto día intentamos llegar con el vehículo especial y tuvimos que regresar: la visibilidad era de apenas un par de metros. Nadie había conseguido subir a la zona de la erupción en los últimos cinco días. Y por la noche, de regreso al hotel, unos vulcanólogos americanos que esperaban como yo el momento oportuno, me enseñaron un gráfico sismológico de la erupción en tiempo real. Todo indicaba a que el volcán se había apagado. Al día siguiente, por fin, salió el sol, y aproveché para sobrevolar el lugar con una pequeña avioneta Cessna y tomar algunas fotografías aéreas. Lo único que quedaba era un campo de lava negra humeante y un tímido reguero incandescente que se escurría del cráter. La erupción había durado apenas 20 días.

Los ríos de arena volcánica descienden desde el glaciar. Se provocan súbitas y violentas inundaciones cuando un volcán hace erupción en el hielo. Cientos de personas deben ser desalojadas cuando eso sucede cada cierto tiempo. Foto: Iñaki Relanzón.

Volvía a casa con una mezcla de sensaciones: algunas buenas, por llevar en mi disco duro alguna toma espectacular de la erupción; aunque también la sensación de haber perdido algo por el camino, y de que, en esta ocasión, el clima y la erupción no me habían ayudado. O sí lo habían hecho, y la parte de frustración que llevaba conmigo formaba parte de mí y de cualquier fotógrafo perfeccionista que siempre quiere más. El volcán medio lleno, o medio vacío…

Justo antes de cerrar este artículo, apenas 12 horas después de haber llegado a Barcelona, y con la mente centrada ya en Madagascar, leo el Morgunbladid online, el principal diario islandés. La misma noche en la que llegué de Reykjavik, una nueva erupción a kilómetros de distancia de la anterior, pero en la misma falla, irrumpe con mucha más potencia que la que he fotografiado. De momento no hay imágenes y nadie ha podido llegar, pero hay alerta de protección civil y la carretera principal del país ya está sufriendo inundaciones.

MÁS INFORMACIÓN

El miércoles 14 de abril entró en erupción un volcán situado bajo el glaciar Eyjafjallajökull, lo que forzó la evacuación de unes 800 personas. El Eyjafjallajökull es el sexto glaciar más grande de Islandia, y está situado a unos 160 kilómetros de la capital, Reykjavik. El viento enseguida llevó cenizas hasta Gran Bretaña y los países escandinavos y, por dicha causa, se aplicaron fuertes restricciones en los vuelos.

Morgunbladid online

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes