El trampeo fotográfico: conocer sin importunar a los animales

Otra de las grandes ventajas de algunos equipos es la posibilidad de grabar pequeños vídeos (de 5 a 20 segundos) en formato digital que permiten observar el movimiento del animal en el medio natural de una manera asombrosa. Algunos equipos incluso incorporan sonido a estas grabaciones de video, aumentando la sensación de realismo.

Get the Flash Player to see this player.

Tejón (Meles meles) filmado con cámara de infrarrojos en un encinar

Las prestaciones más importantes

Quizás la cadencia de disparo sea el aspecto más relevante del equipo en cuanto a su capacidad para recoger todos los movimientos de la fauna. Esto es así porque un detector de movimiento suele necesitar cierto lapso de tiempo para transmitir a la cámara y flash el aviso que active el obturador y se produzca el disparo de flash. Las cámaras con mayor cadencia de disparo son seguramente las Reconyx que son capaces de disparar una foto cada 0,3 segundos; es decir, algo más de 3 fps. Por otro lado, existen equipos que necesitan hasta 5 segundos para realizar el disparo, lo que supone, en la mayoría de los casos, obtener tan sólo unas bonitas fotos de paisajes.

Otro de los aspectos a considerar es la duración de las baterías. Los equipos de flash incandescente consumen con mayor rapidez las pilas que los de infrarrojos, aunque es finalmente la tecnología del fabricante la que decide que un equipo tenga un alto consumo o no. Por ejemplo, las cámaras Moultrie pueden estar colocadas hasta 150 días sin problemas, mientras que las baterías de algunos modelos de Bushnell están agotadas en apenas 14 días.

Por lo que respecta a la resolución de los sensores de las cámaras usadas en los sistema de fototrampeo, son muy frecuentes ya los que proporcionan de 5 a 7 megapíxeles, aunque existe un compromiso entre el tamaño del archivo, la capacidad de almacenamiento de las tarjetas de memoria (flash o SD), y el tiempo que se va a dejar el equipo colocado a la intemperie hasta recoger las imágenes. Para períodos de colocación muy prolongados interesa no saturar la capacidad de memoria ya que es imprevisible el número de disparos que pueden producirse. En esos casos lo conveniente es ser conservador. Esto es especialmente importante si se va a colocar la cámara en zonas alejadas y a las que se accede después de largas caminatas por el campo.

Por otro lado la resolución suele ser el rasgo más publicitado por las cámaras, ya que la mayoría de usuarios piensan que cuantos más píxeles más calidad de imagen. Nada más lejos de la realidad, ya que en estos equipos de poco vale la resolución si no va aparejada a un buen software, rapidez de disparo a ráfagas o un flash de infrarrojos potente que ofrezca una imagen nítida y luminosa.

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes