El trampeo fotográfico: conocer sin importunar a los animales

El trampeo fotográfico es una técnica de obtención de imágenes de animales salvajes que permite conocer mejor el mundo de la fauna sin apenas importunarlos y sin casi ningún tipo de presencia humana en las cercanías y una mínima intervención. Explicamos las técnicas y características básicas de los equipos que se usan en la actualidad. Para un fotógrafo de naturaleza, el fototrampeo puede servirle para conocer que especies se mueven por determinados lugares.

El fototrampeo es una técnica de captura de imágenes que permite conocer mejor el mundo de la fauna sin apenas intervención humana. En los últimos años se ha popularizado en todo el mundo este tipo fotografía que, a diferencia de la tradicional, no busca la obtención de fotografías de gran calidad técnica o artística, sino que es principalmente un recurso para conseguir información sobre la fauna y sus poblaciones.

En España se está conociendo más el fototrampeo gracias a su aplicación en el seguimiento de especies de difícil detección como el oso pardo (Ursus arctos) o el lince ibérico (Lynx pardinus). Estos equipos han permitido la confirmación de estas especies en determinadas zonas e incluso la identificación de algunos individuos por los patrones de manchas del pelaje. Mientras que en nuestro país el fototrampeo ha estado vinculado al mundo de la investigación, especialmente al estudio de mamíferos salvajes, en otros países como Estados Unidos son también utilizadas en la gestión cinegética, la educación ambiental o simplemente como una actividad de ocio.

Los primeros equipos de fototrampeo fueron ingeniosos sistemas de tipo casero fabricados manipulando cámaras de película, o más recientemente cámaras digitales, que se disparaban al pisar el animal una tablilla con unos contactos conectados al mecanismo de obturación. El gran desarrollo tecnológico de la fotografía digital y de equipos de seguridad de edificios, tales como los detectores de movimiento o la luz de infrarrojos, han permitido desarrollar equipos de fototrampeo con todo un arsenal de recursos tecnológicos encaminados a fotografiar o filmar animales en su entorno natural sin apenas molestias o interferencias.

Dos tipos de iluminación

En cuanto a los equipos fotográficos existen dos grandes grupos, dependiendo del tipo de flash utilizado: las cámaras de flash incandescente y las de flash infrarrojo. Este aspecto es especialmente importante a la hora de elegir el equipo y depende del uso que se le pretenda dar a la cámara.

Los flashes incandescentes permiten obtener unas imágenes de mayor calidad, pero pueden producir molestias a las especies que pretendemos fotografiar, incluso permitirían delatar la posición de la cámara a cualquier persona que se mueva por la zona.

Los equipos dotados con flash de infrarrojo pueden tomar imágenes en color durante el día, pero durante la noche emiten un disparo de luz no visible que producen imágenes en blanco y negro, pero evitando cualquier molestia a la fauna y permitiendo que la cámara continúe trabajando sigilosamente en su localización.

Foto de Cierva (Cervus elaphus) tomada con cámara de flash incandescente

,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes