• 17-07-2010

    Manu: Creo que no solo yo debo ver el reportaje, deberían verlo mas gente, así que si alguien lee este comentario, que no dude en enlazar con el, se quedaran seguramente como yo, con dos palabras im-presionado por el buen trabajo tuyo. Un abrazo.

  • 09-08-2009

    Es cierto que se producen algún accidente que otro con los pollos, hay que tener en cuenta que en Fuente de Piedra esta año han nacido unos 5000 (creo recordar) y en Odiel unos 350, mientras que de la primera laguna "participaron" aproximadamente 4000 (unos 1500 capturados en el corral y el resto se les dejó huir) en Odiel fueron todos. Bien, Odiel este año se ha recuperado un pollo con un problema en el pico que seguramente hubiera muerto en la naturaleza o vivido con grandes dificultades. Pero a lo que voy es a la gran e importante información que arrojan las lecturas de anillas, permite entre otras cosas conocer las relaciones entre lagunas y la ecología reproductiva del flamenco. En fín podría contar muchas cosas pero creo que no este el lugar, lo importante quizás es eso, que prima (y de eso doy fé) la seguridad y salud del ave y que este método permite sin tener que recapturar el ejemplar obtener muchísimos datos no solo sobre el mismo, sino que también sobre la población global de flamencos. De todas las maneras gracias por tu comentario que demuestra sensibilidad.

  • 09-08-2009

    Es cierto que se producen algún accidente que otro con los pollos, hay que tener en cuenta que en Fuente de Piedra esta año han nacido unos 5000 (creo recordar) y en Odiel unos 350, mientras que de la primera laguna "participaron" aproximadamente 4000 (unos 1500 capturados en el corral y el resto se les dejó huir) en Odiel fueron todos. Bien, Odiel este año se ha recuperado un pollo con un problema en el pico que seguramente hubiera muerto en la naturaleza o vivido con grandes dificultades. Pero a lo que voy es a la gran e importante información que arrojan las lecturas de anillas, permite entre otras cosas conocer las relaciones entre lagunas y la ecología reproductiva del flamenco. En fín podría contar muchas cosas pero creo que no este el lugar, lo importante quizás es eso, que prima (y de eso doy fé) la seguridad y salud del ave y que este método permite sin tener que recapturar el ejemplar obtener muchísimos datos no solo sobre el mismo, sino que también sobre la población global de flamencos. De todas las maneras gracias por tu comentario que demuestra sensibilidad.

  • 23-03-2009

    Muchas gracias a vosotros, pero para mí fué un auténtico deber y creo que lo cumplí. La foto ha cumplido con su misión y ha sido la de llamar la atención sobre esos actos, muchas veces incoscientes pero con repercusiones. Si consiguimos concienciar sobre los anzuelos abandanados la foto ha merecido la pena. Gracias de nuevo