ABEJARUCOS 2015 (I)

ABEJARUCOS 2015 (I)

De nuevo por aquí con una especie tan común como por mi deseada desde hace muchos años. El no hacerla no tiene justificación, pero la realidad es que el retroceso en el número de salidas de estos últimos años y la necesidad de tener el mayor éxito posible cada vez que campeaba no me permitían "perder" el tiempo en localizar alguna colonia de estos bellos migradores. Ya en mayo, Jose Luis Ojeda Navío, un muy estimado y sobresaliente fotógrafo de Naturaleza y restaurador de obras de arte me regaló la posibilidad de conocer una muy humilde colonia en Sierra Morena, como muestra el siguiente enlace en el que aparece imagen más comentario:

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=833036890079531&set=a.481709068545650.1073741825.100001196829688&type=1&theater)

Pero ha sido ahora a principios de junio cuando recorriendo La Alpujarra fui alertado por tan bellos y sonoros individuos de lo que se traían "entre manos". Así pues, encontré un inalcanzable talud donde al menos dos parejas habían instalado su nidada. Y para conseguir las imágenes deseadas, me ayudé de alguno de los posaderos naturales, así como de otros que concienzudamente coloqué para conseguir la satisfacción (trofeo) buscado. La pena fue que no había el movimiento deseado, es decir, la pollada no debía haber nacido aún. Fueron dos días completos de hide (y concretamente dos escondrijos, uno amplio y compartido con mi querido Miguel Cerón, a quien me llevé para compartir satisfacciones y amistad -él obtenía video- y otro reducido, solo para mi), en los que las ráfagas de alta velocidad de la 7D Mark II produjeron más de 500 disparos por día, la gran mayoría -prácticamente la totalidad- desenfocadas y/o con el individuo seccionado por el reducido encuadre. Porque realmente era un auténtico desafío introducir tan sobresaliente aviador en el cerrado encuadre buscado. Pero la culpa no es de tan quebrados y heterogéneos vuelos, sino de un fotógrafo al que el recorte fotográfico le produce repulsa, es decir, un rechazo ya histórico que comenzó justo en la andadura de la fotografía digital (reconozco ser un clásico, como si de diapositivas se tratase, por lo que las imágenes de Naturaleza deben grabarse en la tarjeta tal y como se concibieron, sin posteriores recortes ni ajustes de brillo/niveles, con lo que por ejemplo, desatiendo el derecheo al máximo del histograma). De todas maneras, debo reconocer que esta foto ha sido "aumentada" un poco, esto es, recortado sin reencuadrar, pues el original está justo en el centro; el resultado final es muy provechoso, porque el nuevo archivo arroja 14,7 MP (de los 20,2 MP originales), es decir, un pequeño recorte, eliminado un poco el fondo oscuro "sobrante" (me serví de la enorme copa en sombra de una centenaria encina, para resaltar el motivo). Y reitero (disculpas por la pesadez) que no me gustan los recortes, aunque debo reconocerlos cuando muy raramente los ejercito.
Tan estrecho encuadre del motivo tiene sus consecuencias con el uso de los teleobjetivos:

Foco muy crítico
Profundidad de campo extremadamente reducida
Utilización de óptica de alta calidad

Una vez frente a tan atrevidos alados, por fin puedo poner a prueba dos nuevos juguetitos tecnológicos, tras casi dos meses sin poder hacerlo por causas varias. Aunque hace solo unos pocos años pude llenar el vacío de mi estimado FD 500 mm (que aún conservo en perfecto estado) con un EF 400 mm f:5.6 L (habitual participante en esta sección), desde el año pasado añoraba un objetivo que antaño no era objeto de mi devoción por su relativamente escaso alcance: un 300 mm f:2.8. Con el podría hacer en la actualidad cosas nuevas gracias a su luminosidad, junto a las posibilidades de ISO variable de la fotografía digital actual (otro asunto es tener tiempo…), entre ellas la imagen que ahora presento. Y también quería un objetivo ligero y manejero (aunque claro que me gustaría tener un EF 500 mm…). Pero las características de este objetivo debían complementarse con un captor de tamaño APS-C, que convirtiese esa óptica en un auténtico cañón luminoso, casi un 500 mm f:2.8 (aunque con profundidad de campo de una lente de 300 mm); y ni que decir tiene si se incorpora un casi inocuo multiplicador 1.4x, alcanzando la friolera focal de 672 mm f:4, de comedido tamaño, algo totalmente inconcebible en la era química (*)).

(*) La combinación del citado teleobjetivo junto al multiplicador 1.4x o tubo de extensión permiten además adentrarnos en el campo de la macrofotografía, pues se alcanzan ampliaciones del orden de 0.25/0.28 respectivamente (¡todo ello sin combinar ambos)!. Y si a ello unimos el uso de una cámara APS-C se fotografían sin problemas -incluso a pulso- mariposas de tamaño grande (tipo Parnassius, Papilio o Iphiclides, por ejemplo) o, jugando con los encuadres, de tamaño mediano.

Y a pesar de la menor calidad que ofrecen los sensores de inferior tamaño al popular “full frame”, siempre he defendido su uso por diversas razones, algunas en clara ventaja con respecto a sus hermanas mayores. Y que mejor “calzado” para un rápido objetivo (por su grandiosa apertura luminosa, que también por su eficaz motor AF USM) que una cámara de última generación que ofrece teóricamente ráfagas de 10 imágenes por segundo con tarjetas de alta velocidad de escritura.
Los resultados fueron relativos. Algunas fotos mostraban solo parte de las alas, otras muchas el ave aparecía seccionada; por último, una buena parte de las que el supersónico abejaruco había sido “pillado” estaban desenfocadas, aunque el sistema conseguía de unas imágenes a otras enfocar de golpe (pero también desenfocar totalmente). Porque de nada valdría cerrar el diafragma. Su muy veloz y cambiante vuelo es un auténtico problema, un verdadero quebradero de cabeza que pone en evidencia las más avanzadas y recientes tecnologías. Y me negaba a retirar un poco el hide, facilitando el trabajo al AF y teniendo mayor profundidad de campo en el mismo pájaro en sí, pues entonces debía de recortar al quedar este retirado y sin elementos compositivos a los que recurrir… El sistema AF es similar al de la EOS 1DX, habría que ver si las 12 fps de este buque insignia de Canon (14 fps con el espejo subido, pero sin AF) consiguen los resultados esperados, quizás gracias entre otras causas a su mayor voltaje de funcionamiento (que se supone movería más eficazmente las lentes de la óptica…). Sinceramente, no creo que sea cuestión de número de fotogramas por segundo, sino de tecnología… (de utilizar la EOS 1DX obtendríamos motivos más alejados, por su condición de cámara de formato completo, amén del inconveniente del precio del cuerpo, próximo a los 6.000 €, sin duda fuera del alcance de la gran mayoría de los mortales, entre los que por supuesto me incluyo).

NOTA: Lamento que el crédito fotográfico (autor) me haya salido muy alto, rompe un poco la armonía de la imagen... no debí ver su parte inferior totalmente... en lo fácil fallé.

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 0,0

    Popularidad
  • Votos 3
    Visitas 1455
    Favoritos 1
 Canon EOS 7D Mark II a 1/2.000 sg e ISO 200, Canon EF 300 mm f:2.8 L IS II USM a f 2,8, trípode Bilora Perfect Pro C324 con rótula Manfrotto 128 RC.
Modo de exposición: M

Comentarios

  • Avatar de usuario

    Por Agustín Sanabria Hidalgo 08-06-2015

    bien pillado..un saludo

  • Avatar de usuario

    Por Roberto Travesí Ydáñez 08-06-2015

    ¡Gracias Agustín!

  • Avatar de usuario

    Por francisco parody 09-06-2015

    Preciosa fotografía y sobre todo muy diferente al resto de las imagenes que tratan esta ave.

  • Avatar de usuario

    Por Xavier Puente 15-10-2016

    Genial momento.
    Es fondo negro parece hacer que los colores destaquen aún más.
    Foco y definición perfecto a pesar de la dificultad.
    Felicidades!

  • Avatar de usuario

    Por Roberto Travesí Ydáñez 15-10-2016

    Buenas noches y gracias, Xavier, el fondo oscuro es de una gran encina. Un cordial saludo.

¿Quieres comentar esta foto o tienes algun comentario para el autor?

Únicamente los usuarios registrados pueden comentar las fotos de las galerías. Puedes registrate en la sección Mi fotonatura.

Si aún no te has dado de alta en el web, puedes registrarte aquí.