EL LADO OSCURO

EL LADO OSCURO

En esta ocasión toca adentrarse en una faceta de la fotografía que no es para nada lo que andaba buscando y mucho menos mi preferida; ni la luz, ni el estilo, ni la composición, ni la calidad de la foto importan mucho aquí, pero espero que sí el documento y ésta es la única razón para subirla.
Sabréis muchos por la machacona televisión del temporal de nieve que “ha azotado” el Norte Peninsular. En ese Norte se encuentra el parque natural “Fuentes Carrionas y Fuente el Cobre”, en la parte de cornisa cantábrica de Palencia. Coincide en gran parte con una Reserva Regional de Caza además. Vital refugio para los osos pardos cantábricos. Dada la cantidad de nieve caída que oculta durante bastantes días consecutivos las zonas de pasto, la autoridad medioambiental competente decide aportar alimentación para los herbívoros en forma de pacas de hierba y paja para paliar la mortandad anunciada por desnutrición. Algunos de los sitios elegidos para ello son bastante accesibles desde las carreteras, normalmente cerca de los lechos de los embalses que salpican el Parque Natural, cerca por lo tanto también de los pequeños pueblos que se asientan a los pies de estas masas de agua. Y aquí comienza la triste historia del domingo pasado…
Transitando con mi vehículo por lo que se conoce como “la ruta de los pantanos”, al poco me llamó la atención una ladra como las que se pueden oír por aquí en las batidas de jabalí. Echo pie a nieve y al poco descubro un venado visiblemente exhausto atrincherado entre unos arbustos sitiado por tres perros, los cuales salen disparados al verme a mí como si hubieran visto al diablo. El venado, que aún conservaba su cuerna, puede al fin abandonar su encierro y se aleja.
Unos kilómetros más adelante observo otros dos perros que andan recorriendo la cola de otro embalse moviéndose con bastante destreza sobre la nieve. Cuando rodeo esta cola e intento localizar a estos perros desde el otro lado del embalse, veo cómo siguen a una cierva la cual opta por cruzar nadando la cola del embalse quedando los dos perros expectantes en la orilla, flanqueados por los cadáveres de dos ciervas y sin atreverse a seguirla a nado. En este punto la cierva salva la masa de agua y se encuentra de este lado con un grupo de venados y ciervas que adoptan una formación muy compacta y una actitud de alerta por parte de todo el grupo y súbitamente emprenden la huida a la carrera apareciendo en escena el protagonista de la fotografía, el cual, sin dudarlo un momento selecciona del grupo a la cierva que acababa de cruzar a nado, la cual al poco trastabilla en la nieve y este mastín rabón se la echa encima. Lo que sigue a continuación fue una escena bastante amarga de contemplar: mordidas en patas, flancos, nalgas, se levanta de nuevo, la vuelve a alcanzar, se “hace la muerta” y cuando el mastín está un poco descuidado, se levanta y con las últimas fuerzas emprende una nueva carrera hasta que el mastín de nuevo la alcanza y la muerde en el suelo, en un último intento la hembra consigue levantarse, le enfrenta y curiosamente el mastín no es capaz de atacarla de frente y así se llega hasta otra masa de agua donde se interna, lo hace detrás de ella el mastín, pero no le pierde el frente y el cánido no se atreve de cara…. Al cuarto de hora de este reto en el agua, el grupo de ciervos llama de nuevo la atención del mastín que sale disparado tras ellos de nuevo, no alcanzando en esta ocasión a ninguno y perdiéndose al final al trote en pos de otros ciervos más lejanos. Y allí quedó la cierva, con las patas hundidas en el agua, sin fuerzas para poder dar un paso, con numerosas heridas abiertas por las que manaba la sangre y una espuma blanca que comenzaba a salir de su boca…
Triste sin duda, porque nada tiene que ver con el ciclo vital depredador – presa, sino con la mano del hombre. Unas veces son perros asilvestrados, otras veces son perros descuidados, tal vez de los mismos cazadores que instan a la Consejería a que haga lo posible por evitar la mortandad de especies cinegéticas por el temporal… tal vez incluso de los mismos que reclaman la eliminación de ejemplares y el pago de los daños de lobo en su ganadería, ignorando los análisis científicos que han demostrado la importante implicación de perros asilvestrados en supuestos matanzas lobunas.
Pierden las especies cinegéticas, pierden los cazadores, pierde el lobo, perdemos todos…. Así que me parecía importante dar visibilidad a este asunto.
Un cordial saludo…

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 0,0

    Popularidad
  • Votos 12
    Visitas 3348
    Favoritos 2
 NIKON D810; v 3125/1000000; f 8; Comp.exp. 0,33; ISO 200; 420mm (504mm eq);

Comentarios

  • Avatar de usuario

    Por francisco parody 26-02-2015

    Me parece un documento muy interesante.

  • Avatar de usuario

    Por Oscar Benavides Arias 26-02-2015

    Muy buen documento de lo que muchas veces se ha comentado y pocas veces se ha documentado. Vienen muy bien este tipo de fotos, por si alguien tenía dudas. Un saludo.

  • Avatar de usuario

    Por Roberto García Alvarez 26-02-2015

    Buena denuncia y documento. Lo mismo denuncie yo en una foto sobre los corzos en la zona donde vivo. Perros sueltos matando corzos. Saludos

  • Avatar de usuario

    Por Miguel A. Domínguez 27-02-2015

    Gran documento Antonio..... Enhorabuena.
    El lobo seguirá teniendo "mala prensa" pase lo que pase, pese a tu gran documento y testimonio.......

  • Avatar de usuario

    Por Juan Manuel Plaza Gómez 27-02-2015

    Una imagen vale más que mil palabras, está claro.

  • Avatar de usuario

    Por Dafne Brandimarte Albert 27-02-2015

    Hola Antonio, me lleno de tristeza al leer tu relato. La vida es cruel, pero el ser humano , una bestia! Te la voto podamos aprender algo de esta imagen cruel!! Un saludo!

  • Avatar de usuario

    Por Aser Gutiérrez 27-02-2015

    Buen documento, me alegro de que lo hayas compartido porque efectivamente, hay bastante perro asilvestrado por la zona, perros además acostumbrados a pasar bastante hambre, aunque no es el caso del de la foto.
    Cierto es que el lobo provoca daños en el ganado y además, de pagarse, se pagan tarde, cosa que es inadmisible.
    En cuanto al aporte de fardos de hierba mi opinión es que ha sido tardío de cara a conseguir lo que se pretende, aunque tengo que decir que la ubicación de los aportes ha sido sobre todo cerca de carreteras y embalses porque realmente es en esas zonas más bajas donde la densidad de herbívoros era mayor.
    Saludos a todos.

  • Avatar de usuario

    Por Fernando Domínguez Magarín 28-02-2015

    Hola Antonio, estremecedor relato el que nos cuentas, las dos imágenes que aportasson, sin ningun lugar a dudas, un documento gráfico claro y contundente de lo que narras. Seguramente estas y otros muchos ataques a fitófagos salvajes y algunos hervíboros domésticos provocados por perros asilvestrados, abandonados o descuidados repercutan negativamente en la imágen del lobo que, sin ninguna duda, se llevará las culpas de dichos desaguisados...Pero bueno, felicitarte por los documentos que nos aportas y por la narración, amarga pero real. Un abrazo, saludos y mi voto.

  • Avatar de usuario

    Por Antonio Cavadas 03-03-2015

    Tremendo documento, tan real como desgarrador al mismo tiempo. Cuánto me alegro de este documento pues certifica lo que muchos pensamos sobre el asunto. Hay más perros asilvestrados que lobos y más ataques de perros que de lobos, pero siempre se da la vuelta a la tortilla. Lástima. Saludos y Felicidades.

  • Avatar de usuario

    Por Javier Núñez Saínz 04-03-2015

    Si valiera para que comprendiesen que los perros asilvestrados es un gran problema, mucho mayor que los lobos que no los son y además la mayoria son de realeros que abandonan en las manchas de toda España tras las monterías, deberian obligarlos a recuperar todos los canes sin excepción y no sabiendo que dejan animales en el monte e irse sin más. Gran documento, saludos.

  • Avatar de usuario

    Por Roberto Travesí Ydáñez 12-02-2018

    Gracias por la imagen y comentario, un saludo

¿Quieres comentar esta foto o tienes algun comentario para el autor?

Únicamente los usuarios registrados pueden comentar las fotos de las galerías. Puedes registrate en la sección Mi fotonatura.

Si aún no te has dado de alta en el web, puedes registrarte aquí.

El mastín pleno de vitalidad contra las fuerzas mermadas de la cierva que había sido acosada previamente por otros dos perros. Ambas fotografías tienen algo de recorte para intentar acercaros la “emoción” de una escena que transcurre bastante lejos y con la escasa luz de un ocaso nublado.