Fin de temporada

Fin de temporada

Tras un verano en el que han sobrevolado este rincón mágico de la Sierra de Segura, en el que han cazado a su antojo los innumerables invertebrados de las puras aguas de Río Madera, y tras haberse reproducido, ha llegado el momento de dejar paso a su descendencia... Ésta ha elegido el margen de una carreta de montaña para descansar al sol, disfrutando de un magnífico "último" día soleado en Venta Rampias...

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 0,0

    Popularidad
  • Votos 0
    Visitas 833
    Favoritos 0
 EOS 7D
 
  • Esta imagen no tiene etiquetas

Comentarios

  • Avatar de usuario

    Por IÑAKI MEZQUITA ARANBURU 06-12-2010

    Me da a mi, Txema, que a este formidable macho de Aeshna cyanea le quedaba poco de vida. Nunca se posan de esa manera en el suelo. Seguro que algún coche lo habría atropellado, fíjate en el abdomen, en las patas. El animal o está muerto recientemente (los ojos aún no han comenzado a descomponerse) o agonizante. Esperemos que lograra perpetuarse en muchas hembras.

  • Avatar de usuario

    Por Txema Aguilar Sánchez 06-12-2010

    Buenas Iñaki.

    Buena observación. Por eso digo "último" día soleado... Porque estaba ya casi muerto. El abdomen estaba "desinflado", tal y como se les suele ver a final de temporada (o eso nos parece a los que no sabemos tanto de estos seres), pero por lo demás estaba intacto, pero ya moribundo. Gracias por tu comentario y la identificación.

  • Avatar de usuario

    Por IÑAKI MEZQUITA ARANBURU 06-12-2010

    Este animal es algo muy especial para mi. Me acompaña al invierno, a su ausencia. Lo visito hasta que perece de inanición. Suelo ir a contemplarlo y a hacerle fotos hasta que se apaga. Por eso sé de esa cabeza abatida, de esas patas sin orden, de esas alas vencidas. Es el paradigma de la Vida para mi. Un abrazo, Txema.

  • Avatar de usuario

    Por Albert Planàs 07-12-2010

    se hará largo hasta la primavera...
    un abrazo Txema

  • Avatar de usuario

    Por Txema Aguilar Sánchez 07-12-2010

    Ciertamente a cada uno nos evoca unos recuerdos. A mi, por ser pescador a mosca (sin muerte) me acompañan, junto con otra variada multitud de odonatos (perdonar por mi falta de concreción, pero no es mi fuerte), regalándome la mirada en los momentos de descanso, espera y reflexión a pie de río con sus vuelos de precisión, sus capturas (incluidos nuestros engaños en ocasiones) y sus confiadas posadas en nuestros brazos, cañas y sombreros, dando esos toques de color mágico. Sí, si parece que será larga la espera...

    Un abrazo a vosotros.

¿Quieres comentar esta foto o tienes algun comentario para el autor?

Únicamente los usuarios registrados pueden comentar las fotos de las galerías. Puedes registrate en la sección Mi fotonatura.

Si aún no te has dado de alta en el web, puedes registrarte aquí.