Imprudencias

Imprudencias

Esta imagen tiene ya un tiempo, y aunque no muestra un ambiente muy amenazante, pocos minutos después de realizarla pasé unos momentos de gran angustia.

Ese día, antes de ir a trabajar me acerqué a la costa para fotografiar el amanecer. Las luces no eran especialmente interesantes y yo no estaba especialmente inspirada o motivada, así que decidí ir al trabajo sin hacer fotos. Pero me fijé que el cordón de nubes que se veía a lo lejos, sobre el horizonte, era diferente a muchos otros que había visto antes, la diferencia era que se encontraba a ras del agua. Por lo demás, tan sólo parecían unos cúmulos amorosos teñidos de rosa por el sol. Intuí que era el frente de una galerna que se iba a ir acercando hacia la costa, y que si así fuera, las luces sosas que estaba viendo se podían transformar en un espectáculo cromático. Así que decidí esperar a aquellas nubes. Tenía razón en casi todo, era el frente de una galerna y tardó 30 minutos en llegar. Mi ambición fotográfica, mi ganas de rozar el frente con las manos, mi curiosidad por sentir la fuerza de la naturaleza en mi cuerpo, me impedía recoger la mochila a medida que veía que la galerna se acercaba. En el momento de hacer esta fotografía, un viento intenso llegó hasta mis mejillas y me advirtió de que sería la última toma. La nube fue más rápida en llegar que yo en meter la cámara en la mochila. El viento levantó con virulencia la arena de la playa, la metió en mis bolsillos, en el equipo, en la mochila, en mis orejas, ojos y narices. Su intensidad iba en aumento, y llegó un momento en el que no podía caminar, tan solo gatear por las escaleras del acantilado. Cuando llegué a la parte superior del acantilado, la fuerza del viento era aún mayor, así que me acosté en el suelo al socaire de un pequeño muro, porque me resultaba imposible avanzar. Veía coches a lo lejos, y soñaba con que alguien viniese a ayudarme, pero no fue así. Tras descansar un rato, gateé de nuevo hasta llegar a mi coche pero era absolutamente imposible abrir la puerta, así que de nuevo me tumbé en el suelo, y allí esperé unos 15 minutos. Dicen que la curiosidad mató al gato, aquella vez me salió bien, pero pudo ser peor. Solo saqué algo bueno de aquello ( y no fueron las fotos que ni de lejos documentan lo que ví) y es tener más de respeto por la naturaleza. La próxima vez que vea el frente de una galerna no me quedaré a esperarle, y si lo hago será dentro de mi coche. Estas turbonadas pueden ir acompañadas de bolas de granizo enormes y lo más habitual es que no encontremos un lugar donde cobijarnos en nuestra escapada. Las imprudencias solo hablan de nuestra ignorancia. Un abrazo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  • 0,0

    Popularidad
  • Votos 0
    Visitas 4405
    Favoritos 0
 Eos 5D, objetivo Canon 24-70 f/2,8L USM, archivo raw, ISO 100, filtro Singh-Ray Graduated Neutral Density 3-Stop (transición suave), trípode, TV 1/40 seg, F 9. Long. Focal 30 mm
 
  • Esta imagen no tiene etiquetas

Comentarios

  • Avatar de usuario

    Por Ana Mª Díaz Guardia 03-03-2008

    Vaya miedo debiste de pasar. Me gusta mucho la profundidad que tiene la foto. Un poco centrado el camino de rocas, pero tal y como lo cuentas, no estaba la situación pa diagonales ni na de na. Me alegro de que pudieras salir de allí sin ningún problema.

  • Avatar de usuario

    Por Alvaro Fernández Polo 03-03-2008

    La foto es impresionante y el relato de las circunstancias de su realización también. Los que vivimos al lado del mar entendemos perfectamente lo que nos cuentas. Un saludo.

  • Avatar de usuario

    Por Juan Fuentes 03-03-2008

    la foto muy guapa; el comentario? tambien, has probado a escribir un libro? porque las dos cosas, tanto foto como resumen, se te dan muy bien, Saludos

  • Avatar de usuario

    Por Joan Font Heras 04-03-2008

    Bonita imágen e impresionante comentario celebro que quedara en el susto, en tu relato describes la anecdota de forma perfecta y la foto que conseguiste cobra otra dimensión. Un cordial saludo.

  • Avatar de usuario

    Por Maite Subijana 04-03-2008

    Hola Isabel, me gusta mucho ese cielo de galerna, así como tu relato. Hay que tener mucho cuidado con la repentina aparición de una galerna y también con el mar que nos embruja con su belleza. Felicidades. Saludos.

  • Avatar de usuario

    Por Asier Nuñez Tejado 04-03-2008

    Hola Isabel, despues de un tiempo de ausencia de la web, vuelvo a reencontrarme con todos vosotros. La verdad es que muchas veces no somos conscientes del peligro que corremos en muchas situaciones, y debemos de darnos cuenta cuando es el momento de marchar, pero como tu dices siempre se saca algo bueno de todo, un beso y nos vemos

  • Avatar de usuario

    Por Eduardo Gomez Torres 05-03-2008

    Felicidades, preciosa. Me encanta tu galeria. Saludos

  • Avatar de usuario

    Por Esther Bahi 07-03-2008

    Doble felicitacion , la primera;
    Felicidades por salirte de una situción así sana y salva.
    La segunda, por la fotaza , gran profundidad y lo mismo que dice Ana Mª, la situación pa diagonales ni na de na.

  • Avatar de usuario

    Por Blanca Gallego Luquero 07-03-2008

    Hola Isabel, menudo trago pasaste ! Lo bueno es poder contarlo y además con estos sustos se aprende, y nunca es demasiado tarde, a ser más prudente en otras situaciones (lo digo por experiencia, no de mar, sino de montaña). La foto excelente, sin dejar presagiar lo que se avecinaba y se te venía encima. Un abrazo.

  • Avatar de usuario

    Por Camilo Margelí Ballestero 09-03-2008

    Bonita toma Isabel, quizás en otras condiciones se podría jugar con otras velocidades, otros encuadres, pero por tu comentario, entiendo que finalmente hubo esa voz que te hizo afortunadamente salir de ahí. Me pregunto donde está el límite y cuantas veces nos arriesgamos demasiado, y si merece la pena. Tengo que confesar haber vivido alguna situación parecida a la caza de una imagen, y lo extraño, es que recuerdo ese respeto que tu comentas, pero también mi admiración por esa bestia desatada. Espero siempre escoger correctamente el momento para retirarme...

  • Avatar de usuario

    Por Angel Camacho Ortiz 11-03-2008

    Hola. Yo creo que eso es la vida y me parece que no merece la pena huir de ella, sino afrontarla, como tu lo hiciste, quedarse allí, en la costa, si habría sido una negligencia, que a lo mejor tendrías que lamentar, pero por estar un rato tumbado en el suelo, no creo que haya que arrepentirse, la experiencia creo que merece la pena, la foto, creo que no representa tus sensaciones, pero la fotografía pocas veces lo hace, enhorabuena por tener estos recuerdos que te acompañaran toda la vida y te forman como mujer. Un saludo

  • Avatar de usuario

    Por luis Fco. Llavori Romatet 10-04-2008

    Puaffffff. me has dejado de piedra con esa experiencia que has vivido.... lo tendre en cuenta.... y despues de leer la descripcion y mirar la foto.... miedo me da.... de esta me meto a barquillero!!!! y prometo que el deporte mas peligroso que practicare sera el mus.
    Un beso y cuidate.. que necesitamos ISABEL.......para MUUUUUUUUUUUUCHOOOOOO tiempo

  • Avatar de usuario

    Por Manuel López González 01-08-2009

    Además, escribes muy bien... Los comentarios a tus imágenes son tan buenos como ellas, que ellas solitas ya se salen ;-) ...

¿Quieres comentar esta foto o tienes algun comentario para el autor?

Únicamente los usuarios registrados pueden comentar las fotos de las galerías. Puedes registrate en la sección Mi fotonatura.

Si aún no te has dado de alta en el web, puedes registrarte aquí.